lunes, 21 de octubre de 2013

Solo oscuridad

Titón quedó totalmente desconcertado ¿qué hacía Gormul allí? y lo más importante ¿por qué le había salvado la vida? El cansancio limitaba su  capacidad de razocinio y sus párpados le pesaban enormemente. Una dulce somnolencia intentaba arrastrarlo al necesario descanso.  Sin moverse, permaneció atento a todo lo que sucedía, esforzándose por  mantenerse despierto. 
                Gormul siguió lanzando conjuros que estremecían tierra  y cielo. Los No-Muertos caían fulminados por los ataques del Amo Negro. El Capitán Troll lanzó un bramido terrorífico que hizo temblar el aire. Muertos de varios lugares acudieron a la llamada de su líder y comenzaron a atacar a Jálibu con una rapidez y coordinación fabulosas. Gormul lanzaba terribles conjuros en los que mezclaba varios elementos al mismo tiempo: el fuego se mezclaba con el aire levantando a los enemigos en un torbellino de llamas  o conjuraba olas gigantes de agua que arrastraban rocas enormes para pulverizar a los atacantes. Los No-Muertos eran rechazados o destruidos como si fueran pequeños insectos. El poder del Amo Negro era  devastador.
                Pero Titón observó algo extraño; Gormul usaba mucho poder sin necesidad y lo malgastaba sin razón. Apenas tres zombis se le acercaban por la derecha y El Amo Negro lanzó una increíble roca  ardiente que aplastó a sus enemigos. Titón conocía ese hechizo y sabía perfectamente que invocar una roca de un tamaño tan grande y combinar el conjuro con fuego requería usar muchísima magia. A juicio del viejo Flaimer, con un azote de fuego e incluso con una lluvia de rocas los tres zombis hubieran mordido el polvo sin necesidad de malgastar tanta energía. En esto pensaba el anciano cuando Jálibu invocó una pequeña ventisca que congeló a  dos esqueletos que se acercaban por detrás y seguidamente lanzó una lluvia de piedras que hizo estallar los bloques de hielo como si fuera cristal,  destrozando a los dos No-Muertos de su interior. 
                Así transcurrió lo que a Titón le parecieron horas. El anciano Flaimer se esforzaba por  no desmayarse, pues el cansancio era cada vez mayor. La sorprendente aparición de Gormul  lo había dejado hecho un lío, no comprendía nada de lo que estaba pasando. En resumen; El Amo Negro había conseguido hacerse poderosísimo gracias a sus malas artes, había engatusado a las tribus y arrastrado al lado malvado a criaturas que habían vivido en paz durante siglos ¿Por qué ahora luchaba con los No-Muertos? ¿Qué pretendía? 
                Como si de una respuesta se tratase, ocurrió algo que vino a contestar las preguntas de Titón. Con los ojos abiertos como platos,  sin poder creerlo, observó de nuevo el campo de batalla. El terreno estaba devastado y salpicado de cráteres humeantes llenos de huesos.  Gormul había destrozado cientos y cientos de No-Muertos pero con la misma facilidad con la que los aniquilaba aparecían otros enemigos que remplazaban a los caídos. Su número no tenía fin. De repente el Amo Negro dejó de defenderse e hincó la rodilla en el suelo...¡¡¡Había gastado todo su poder!!! ¡¡¡Estaba exhausto!!! Sin poder creérselo Titón vio como el más poderoso de sus enemigos se daba por vencido. Gormul se había quedado sin energía y por tanto indefenso. La escena volvió a repetirse, los esqueletos reían ante la debilidad de Gormul y lo rodearon. El Capitán Troll se aproximó al lugar donde  estaba Jálibu y levantando su gran mazo dijo:
- ¡¡¡Bienvenido a la Legión!!!
Diciendo esto descargó su gran maza sobre la cabeza del Amo Negro con un golpe mortal. 
Titón pudo observar en la cara de Gormul una sonrisa...¿Por qué reía si estaba a punto de morir?  Jálibu cayó fulminado por el golpe muriendo en el acto, una gran onda expansiva brotó de su cuerpo lanzando a todos por el suelo. El anciano Flaimer quedó tirado boca abajo observando con incredulidad lo que acababa de pasar: ¡¡¡Gormul había muerto!!! Pero entonces vio algo que le lleno de terror y congoja. El cuerpo del Amo Negro comenzó a llenarse de una luz morada y tétrica. Un pitido ensordecedor y doloroso llegó a los oídos de Titón y después vio como el cuerpo sin vida de Jálibu se levantaba con una apariencia terrible y poderosa. Ya no se parecía al de antes, se había transformado de forma espectacular. Ahora su armadura era brillante y amenazadora. Estaba ornamentada  con toda clase de adornos tétricos con formas de calaveras y cráneos humanos. Su rostro era aun más aterrador y lo llevaba cubierto por un yelmo alargado con forma de corona que solo dejaba ver dos ojos iluminados por un tenue brillo azul.
                Entonces el viejo Flaimer entendió absolutamente todo.  Gormul había estado observando a los No-Muertos y se había dado cuenta de varias cosas:
                Que las criaturas obedecían al No-Muerto de mayor poder, en este caso al Troll.  Había comprendido como funcionaba la magia negra que se había expandido por Dambil, si un muerto mataba a un vivo, el cadáver se levantaba para servir a la Legión de esqueletos, tal y como había visto en el asalto a los elfos arcanos. También había observado que los No-muertos, gracias a la magia negra, tenían una fuerza espectacular pues podían ser heridos de gravedad y continuar caminando y luchando. Por último, Jálibu habría escuchado las palabras que el Troll le había dicho cuando estaba a punto de matarle: "Viejo estúpido, nadie puede parar a la Legión de Muertos. Ahora tu muerte nos convertirá en más poderosos, prepárate para formar parte de la perdición de este mundo"
Todo había resultado una comedia, un engaño, Gormul había gastado todo su poder a propósito  para dejarse matar y así convertirse en el Señor de los No-muertos y aumentar todavía más su poder. Ahora, tenía bajo su mando al ejército más mortal que jamás se haya alzado en Dambil.
                Titón no soportó más el cansancio y pensando que Dambil estaba perdida se desmayó y perdió el conocimiento. Sus ojos se cerraron, tan solo quedó la oscuridad.

14 comentarios:

  1. :o Que emocionante.Fdo:César C

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho.Estoy deseando saber lo qué hará Gormul.
    Fdo: César Nieto Ocaña ^_^

    ResponderEliminar
  3. Profe cada vez que haces una historia te superas a ti mismo pero lo único
    que no me gusta es que siempre nos dejas con la intrica ¡¡¡¡¡QUIERO SEGUIR LEYENDO!!!!
    Fdo: Karen

    ResponderEliminar
  4. Esta historia parece típica de Halloween , por eso me gusta y da mucho miedo.
    Fdo: Ana Cristina López.

    ResponderEliminar
  5. La historia me gusta mucho pero el dibujo de Gormul me ha encantado
    fdo:Juan Antonio

    ResponderEliminar
  6. Esta historia me ha parecido muy interesante estoy deseando de ver la siguiente Fdo: Kike López Ortuño

    ResponderEliminar
  7. Esta historia no me ha gustado mucho, porque siempre casi toda la historia trata del aspecto de Gormul.

    Fdo: Celia Moreno Gómez

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que esta historia es la mejor de todas, está muy chula y bastante divertida.
    Profesor no nos dejes con esta intriga. Fdo:Silvia Palomares Rodríguez.

    ResponderEliminar
  9. Gormul está demasiado terrorífico,me gusta más el traje de ahora!!
    Fdo:Ainhoa Núñez Navarrete.

    ResponderEliminar
  10. ¡¿POR QUÉ LAS HISTORIAS SON MAS CORTAS QUE ANTES?! ¡¿POR QUÉ?! Fdo.el más wapo del mundo,......Ernesto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por describirme
      Fdo:César Nieto Ocaña ^_^

      Eliminar
  11. Al principio estaba confundida, pero en cuanto leí que el amo negro malgastaba su fuerza lo comprendí todo. Pero lo que si que no sabía era que se convertiría en el líder.

    Fdo: María Huertas

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante pero bueno que pasa la siguiente historia.
    fdo:Alejandro

    ResponderEliminar
  13. Me ha interesado mucho. En el dibujo, Gormul está algo regordete. ¿Es que en Navidad se hinchó a dulces? Estoy deseando seguir leyendo.

    Fdo: Laura H. (4º)

    ResponderEliminar